El pasado 29 de enero abría un tema de debate EduPLEmooc, (https://preguntas.mooc.educalab.es/entornos_personales_de_aprendizaje_ple_para_el_des/pregunta/8549/cuando-todo-esta-inventado-lo-curamos/) y escribía:

“Abordando el tema de esta semana me planteaba:

¿y la sobrecarga de herramientas destinadas a curar la sobrecarga de información?

DELICIOUS, DIIGO, MISTE WONG, SCOOPIT, STORIFY Y ETC ETC ETC.

Y me meto en el grupo de Diigo y tengo sensación de no poder abarcarlo. Alguien reconoce que no ha leído ninguna de las 96 entradas previas a la suya. Y yo casi igual.

Hasta ahora sólo había utilizado los marcadores de google chrome para tener mis páginas ordenadas, y públicamente Pinterest. Públicamente y también bastante asiduamente. PINTEREST me permite tener ordenado de manera visual todo lo que me interesa. Ha sido como unir el corcho de mi estudio de casa, con el corcho de la tutoría del cole, más el corcho de cada una de las clases en las que entro, y el del taller de Plástica. Todo un invento!

¿Qué resultados he notado desde que uso pinterest? -Con voz de teletienda- Mi vida está mucho más ordenada, y no es broma. Ya casi nunca utilizo lápices de memoria, con lo cual ya casi nunca pierdo lápices de memoria. Ya no tengo el ordenador lleno de subcarpetas en la carpeta de imágenes. Considerable ahorro de tiempo. No ando buscando, se donde está todo. He ampliado mi red de contactos con los que comparto intereses. He descubierto que existen personas a quienes les interesan mis tablones tanto que han decidido seguirlos. Consecuentemente siento que mi trabajo es útil y tiene cierto valor. Empiezo a ser “influencer”!!! Consecuentemente me pienso más cada vez que creo un tablón o añado algo a alguno de los que ya tengo. Consecuentemente estoy realizando un trabajo de calidad.

Fin del análisis.

Tras dejar reposar las primeras impresiones, y repasar qué había ido apareciendo por el twitter, el diigo y otros temas de debate, he ido poniendo cosas en claro. 

Además, este pasado fin de semana, tuve la suerte de asistir a una ponencia de Fernando Tobías acerca de la necesidad de enfocarse en la era de las distracciones, o mindfulness. Comenzó con un vídeo (que me encantó y no fui capaz de encontrar aun), en él veíamos una pantalla de ordenador en la que, a modo de post-its, se iba acumulando información, solapándose, rápidamente, mientras una voz en off nos atiborraba de datos y más datos. –Nuestros adolescentes pasan de media 7 horas diarias frente a pantallas de dispositivos electrónicos!– Viven y vivimos sometidos a una ametralladora de datos. 

Al acabar comentábamos qué nos había hecho sentir aquella vomitona de información, qué nos había traído a la cabeza. Agobio, desasosiego, saturación, nervios e impotencia fueron algunas de las palabras que se oyeron en el Auditorio. Y yo, sólo pensé una cosa, Content Curator

Content Curator, en palabras de Dolors Reig, es un Intermediario crítico del conocimiento es alguien que busca, agrupa y comparte de forma continua (recordemos la Real time web que vivimos) lo más relevante (separa el grano de la paja) en su ámbito de especialización…

su objetivo fundamental es mantener la relevancia de la información que fluye libre o apoyada en herramientas concretas para la creación de entornos informacionales. 

Para cerrar la UD3 me planteo si sería importante, visto lo visto, el desarrollo de una competencia de gestión de información en nuestro alumnado;
Fernando Tobías hablaba el sábado de INFOXICACIÓN, (estado de estrés o angustia cuando la información que recibes es mayor de la que eres capaz de procesar). Tener que haber inventado un término para esto, justifica el rotundo con el que acabo esta entrada. 

Anuncios